Artículos de sección

Decoraciones de Pascua para el hogar

La Pascua o la Fiesta de la Resurrección Brillante de Cristo es la fiesta más grande del mundo cristiano. El día de la celebración de la Pascua fue establecido en 325 por el Primer Concilio Ecuménico. La Pascua es una alegre fiesta de primavera que simboliza la fe en la resurrección y el eterno renacimiento de la vida. Las plantas son una de las encarnaciones más sorprendentes de la fragilidad y la resistencia de la vida. Es por eso que, además de los dulces tradicionales de Pascua, las plantas (ramas de árboles, flores frescas y hierbas) se convirtieron en los símbolos festivos de este día.

La decoración de la casa y la mesa festiva para la Pascua siempre se le ha dado especial importancia, en Rusia tanto en las casas nobles como en las casas de la gente común para esta fiesta se prepararon inusualmente cuidadosamente. Estas tradiciones no se han perdido hoy. En Semana Santa, la mesa se cubre con el mantel más hermoso, en el centro hay un plato con pastel de Pascua y huevos pintados. La decoración principal de la mesa de Pascua son las coronas de Pascua, que se basan en huevos de colores y flores frescas. En la mesa de Pascua, también serán apropiadas las ramas con capullos hinchados, que simbolizan la vida naciente.

Las composiciones de Pascua, por tradición, deben cumplir con ciertos cánones. Estas deben ser composiciones pequeñas y elegantes que utilicen solo flores vivas de tamaño mediano y ramas en flor de árboles y arbustos. No es costumbre usar flores secas y artificiales en una corona de Pascua. La forma más común de composición de Pascua es una canasta tejida con varillas de sauce o un recipiente de barro (cerámica), en el que se colocan de forma pintoresca huevos pintados, flores frescas o ramas en flor, de modo que la composición se asemeja a un nido en su forma, un símbolo de Pascua de el renacimiento de la vida. Muchos ramos de Pascua también tienen la forma de un nido de pájaro.

Las decoraciones de Pascua deben necesariamente tener en cuenta el simbolismo de la fiesta, porque todos los colores en la ortodoxia tienen su propio significado estrictamente definido. La Resurrección de Cristo simboliza el color rojo, el color de la vida misma, conquistando la muerte, no en vano, la Pascua siempre se llama rojo en Rusia. Los colores de la espiritualidad y la pureza son el blanco, el amarillo, el dorado; el verde es el color de la esperanza, el azul y el azul son los colores del cielo, la fe. Por lo tanto, es de flores blancas que se hacen guirnaldas alrededor del sudario durante la Semana Santa. En Pascua, serán apropiados ramos de flores frescas rojas o blancas: rosas, claveles y tulipanes, lirios. Aunque las rosas se utilizan como decoración para Semana Santa principalmente en la decoración de templos.

Las composiciones y ramos de Pascua se caracterizan por colores brillantes. Suelen combinar colores rojo, blanco y verde, a los que se añaden generosamente tonos dorados y plateados. Las flores utilizadas deben ser brillantes, pero no abigarradas.

En Semana Santa, por tradición, se da preferencia a las flores de primavera: narcisos, jacintos, tulipanes, lirios del valle, violetas, campanillas de invierno, dientes de león, pata de gallo. Las mesas, pasteles, coronas e iconos de Pascua suelen estar decorados con jacintos, tulipanes, narcisos, rosas y claveles. No es costumbre utilizar flores exóticas para Semana Santa. Las flores en composiciones y ramos se complementan con vegetación calada: espárragos, gypsophila, helechos, ramas de palmera, etc.

La decoración tradicional de iconos de Pascua es una guirnalda tejida con ramas de abeto con flores frescas insertadas en conos llenos de agua, tales guirnaldas generalmente se recolectan en un oasis florístico especial. Las coronas de Pascua se recolectan de cualquier flor de primavera, ramas verdes, huevos pintados, figuras de animales, cintas rojas. El pastel de Pascua generalmente se coloca en el centro de una corona de ramitas de plantas de hoja perenne: thuja, mahonia, enebro, etc.

Los huevos pintados no solo son el plato principal de esta festividad, sino que también forman parte de la decoración de la mesa de Pascua. Los huevos pintados a menudo se incluyen en las composiciones de Pascua hechas con flores de primavera. Los ramos de Pascua generalmente usan una cáscara hueca de huevos de colores unidos a alfileres de alambre.

Al crear decoraciones florales para la mesa de Pascua, es mejor usar no más de dos tonos básicos, completándolos con tonos brillantes. Una composición de flores amarillas se puede complementar con flores de limón blancas o pálidas. Y las flores rojas y naranjas irán bien con flores blancas o rosadas. Cualquier arreglo floral se verá especialmente bien cuando esté enmarcado por vegetación.

En la mesa de Pascua, puede usar no solo flores cortadas como decoración, sino también plantas de jardín con flores en macetas, como prímulas, dalias enanas, rosas en miniatura; o plantas de interior con brotes emergentes o flores en flor, o con hojas de hermosa forma y color inusual.