Artículos de sección

Ramo de bebe

En la vida de todos los padres, el nacimiento de un hijo es un hecho real. En la novia o en la primera visita, la madre recibe las flores más nobles, preferiblemente sus favoritas. Al nacer, las niñas dan preferencia a los colores rosa y rojo, mientras que los colores azul violeta son más apropiados para un niño. No debe darle a una madre joven flores con un aroma fuerte, así como rosas con espinas incircuncisas.

El cumpleaños de un niño es una ocasión maravillosa para organizarle unas vacaciones personales. Y como en cualquier fiesta real, las flores son indispensables aquí. Por lo general, en su cumpleaños, los niños reciben ramos de flores coloridos y alegres con envoltorios de encaje y cintas brillantes. Una elegante canasta de mimbre o metal en la que puede esconder una "dulce sorpresa" o un juguete será un marco ideal para tal ramo.

Para un ramo infantil, a menudo se usan flores que los adultos, debido a algún malentendido, evitan darse entre sí: por ejemplo, pensamientos, guisantes de olor, caléndulas. En el ramo del bebé predominan los tonos cálidos y brillantes. A veces se hace enfáticamente abigarrado. Lo principal en un "ramo de bebé" es una vívida impresión visual que puede asombrar la imaginación de un niño. Sin embargo, el cumpleañero no recibirá menos alegría con la composición de regalo en forma de un "árbol dulce", cuyas ramas están decoradas con dulces en envoltorios brillantes, galletas y otras alegrías para niños.

Un tema para una conversación separada es el "ramo escolar". Se ha convertido en una tradición que el 1 de septiembre, un niño vaya a la escuela con un ramo de flores para su amada maestra. Por lo general, este ramo se compone de flores tradicionales de otoño: dalias, gladiolos, ásteres. El esquema de color debe ser brillante y festivo. En el "ramo de la escuela", tanto la moderación excesiva como la pretensión excesiva son igualmente inapropiadas. Evite los delicados colores pastel, que son más adecuados para ocasiones más íntimas. Al mismo tiempo, no se esfuerce por decorar el "ramo de la escuela" con flores costosas y pegadizas. Sencillez, tradición y una escala brillante y jugosa: estas son las tres reglas básicas que no deben olvidarse al enviar a un niño a la escuela con un ramo.